jueves, 13 de enero de 2011

LA Navidad Origen de La Nochevieja

LA Navidad  Origen de La Nochevieja
Desde los inicios del Imperio Romano, Enero estaba dedicado al dios bifronte Janus, que mira delante y detrás: al año que se va y el comienzo del que viene, por eso le representaban con dos rostros, uno barbudo y viejo y el otro jovencito.
Su principal templo en el Foro Romano tenía puertas que daban al este y al oeste, hacia el principio y el final del día, y entre ellas se situaba su estatua, con dos caras, cada una mirando en sentidos opuestos.
Pero más importante era aún que se consideraba a Jano el dios de los solsticios, las «puertas solsticiales» o «puertas del cielo». Así, el solsticio de verano —fecha a partir de la cual la luz diurna se va reduciendo diariamente— era llamado janua inferni, la puerta del infierno o de los hombres, y el solsticio de invierno, janua coeli, la puerta de los dioses. Además, esta divinidad era para los miembros de los collegia fabrorum romanos –los constructores–, el dios de iniciación a los misterios…


Se le representa teniendo una llave en una mano, y en la otra una vara, para indicar que es guardián de las puertas y que preside los caminos.”
Jano es el dios en el que reside el principio y el fin de todas las cosas, el alfa y omega. Esta idea es recogida por la religión cristiana: Dios, como principio y fin de todas las cosas, recogiendo de él igualmente el símbolo con que se representaba al dios Jano en sus templos.


Los romanos invitaban a comer a los amigos y se intercambiaban miel con dátiles e higos para que pasase el sabor de las cosas y que el año que empezase fuese dulce. Esta vieja costumbre romana fue poco a poco entrando en Europa, donde con la misma finalidad venturosa comenzaron a ofrecerse lentejas, de las que se dice que propician la prosperidad económica del año que empieza. En la Edad Media la Iglesia trató de oponerse a las viejas costumbres, pero no consiguió extirpar la atmósfera disipada de, la noche de San Silvestre, que se mantuvo como la última isla pagana de las doce noches navideñas (las comprendidas entre la Navidad y la Epifanía), que la Iglesia consideraba como periodo de renovación para mejorar el año venidero.

La tradición de tomar las doce uvas se remonta tan sólo a principios de nuestro siglo. La implantación de esta costumbre, que por cierto, es exclusiva de nuestro país, no se debe a motivos religiosos o culturales, sino más bien a meros intereses económicos. En la Nochevieja de 1909, los cosecheros, en un esfuerzo desesperado de imaginación, consiguieron desembarazarse del excedente de uvas de ese año inventando el rito de tomar las uvas de la suerte en la última noche del año.

La fiesta de Fin de año o Nochevieja es un acontecimiento en todo el mundo. Desde Rusia a Brasil pasando por Rumanía , Argentina, Italia y muchos otros países se hacen fiestas multitudinarias o privadas con diferentes tradiciones según el país.

En algunas culturas y religiones se lleva otra cuenta de los años tal como en la cultura china o el judaísmo.
Rusia: La Navidad como fiesta cristiana no se celebra de forma oficial, en cambio “La fiesta de fin de año” es el acontecimiento más esperado del año para los rusos durante el día 1 y 2 del año se celebran fiestas y se hacen regalos entre amigos y familiares. El regalo es una costumbre muy arraigada en Rusia
Rumanía: Las muchachas casaderas que aún no tiene pareja, se dirigen hacia un pozo, encienden una vela y miran hacia abajo. Se dice el reflejo de la vela dibujará en las aguas profundas del pozo la cara de su futuro esposo.la tradición de fin de año que tiene lugar en Rumania.
Argentina: Entre grupos de jóvenes y amigos compiten por crear el mejor muñeco con trapos, papel de periódico, armazón de hierro y madera. Crean el mejor muñeco, el más grande y vistoso para luego quemarlo. Es como un rito de purificación para celebrar el año que se agota, y se quema con todo lo malo. Esta tradición se ha ido haciendo cada día más popular en Argentina, se acompaña con fuegos artificiales, tracas y cohetes expresión de la alegría por el nuevo año. Me recuerda a las fallas valencianas, veremos qué origen tienen éstas, porque coincide con el equinoccio de primavera, el día de San José u Ostara. Hablaremos de él en su debido tiempo.
Brasil: Brasil posee ritos preciosos ligados al mar. El cielo se ilumina con multitud de fuegos artificiales. “Las filhas do santo”, sacerdotisas africanas encienden velas y lanzan al mar pequeños barquitos llenos de flores y regalos para que las olas se lo lleven, si es así y las flores se pierden mar adentro se considera un buen presagio.
Italia: en la Nochevieja de Italia las lentejas son las protagonistas para atraer abundancia en el año nuevo. Regalar lencería roja y arrojar trastos viejos por las ventanas como símbolo de un pasado finito son también costumbres del fin de año en Italia.
El Año Nuevo comenzó a festejarse el 1 de enero hace relativamente poco tiempo; fue el papa Gregorio XIII quien lo dispuso en 1582 para todos los países católicos, al inaugurar el calendario en vigencia, que sustituyó al juliano.
El resto de las naciones fueron adaptándose poco a poco, siendo los rusos los últimos en 1917, y así también se aceptó en todo el mundo que el año comenzara el 1 de enero y no el 21 de marzo o el 1 de abril, como solía serlo en los viejos tiempos. O incluso el día 1 de Noviembre como lo celebraban los antiguos Celtas, día en el que se establece un nexo de unión entre el mundo de los vivos y el mundo de los muertos, día del Shamain.
Según el calendario gregoriano, el próximo 1 de enero comenzará el año 2010; pero como se estructuró sobre un error de cálculo cometido por el monje Dionisio el Exiguo al fijar entre cuatro y cinco años antes el comienzo de la era cristiana, la fecha sería muy distinta.
Resultó que Dionisio estaba harto de que los años se siguieran contando desde la asunción al trono del emperador Diocleciano, dado que éste había perseguido con furia a los cristianos, y aprovechó el nuevo calendario para hacerlo a partir del nacimiento de Jesús.
Tras establecer que el Niño Dios había nacido el 25 de diciembre del año 753 ab urbe condita- es decir, desde la fundación de Roma- decidió que el año uno de nuestra era coincidiera con el 754 AUC, sin percatarse que para entonces la muerte de Herodes había ocurrido hacía 4 años.
Ahí fue que surgió la pregunta: ¿cómo pudo Herodes mandar a degollar al Mesías en la matanza de inocentes, si él mismo ya estaba muerto? S denunció esta errata pero el calendario gregoriano siguió tal cual.
Johann Kepler realizó nuevos estudios en el siglo XVI. En función de la aparición de la estrella de Belén -en realidad, una triple conjunción de Marte, Júpiter y Saturno en el signo de Piscis- llevaron a proponer que Jesús habría nacido a mediados de septiembre del año 7 y no en diciembre del año 1. Esto significa que el próximo 31 de diciembre no habría que brindar por el año 2010, que ya pasó, sino por el año nuevo 2017.
Lo dicho no tiene demasiada relevancia, si se observa que otros pueblos -que en lo civil se manejan con el calendario gregoriano- celebran su año nuevo en otras fechas, en función de sus propias tradiciones históricas o religiosas.
Por ejemplo, el Año Nuevo chino comienza entre enero y febrero con la primera Luna nueva de Acuario; el Rosh Hashaná (cabeza de año) judío empieza en el mes de Tisri del calendario hebreo, que equivale a septiembre u octubre del gregoriano; y el Año Nuevo musulmán en el mes de Muharram que, como obedece a un calendario lunar, puede caer en cualquier mes gregoriano.
Respecto a los años, estos también son dispares: los chinos viven en el año 4707 del Buey y el próximo 18 de febrero recibirán al año 4708 del Tigre.
Los judíos transitan el 5770, que establecieron a partir de la supuesta fecha del nacimiento de Adán; en tanto que los musulmanes, cuyo almanaque comienza con la huida de Mahoma a Medina en el año 622, le restan esta cifra al año gregoriano para saber en cuál viven: 1387.
En la ciudad de Buenos Aires, la ley 1550 sancionada en 2004, instituyó el 21 de junio como año nuevo de los pueblos originarios, en función de que ellos lo celebran en el solsticio de invierno, y por tanto, ese día sus hijos quedan exceptuados de concurrir a clase.
Generalmente el fin de año en muchas religiones y culturas se da con el fin los ciclos solares, ya que en casi todas las religiones se le asigna al sol el máximo poder.
En las culturas prehispánicas la celebración de fin de año era cuando concluía el invierno e iniciaba la primavera. Mientras en la cultura Celta los inicios de los ciclos comenzaban en la oscuridad, El año en el equinoccio de otoño, el día con el último rayo de Sol.
Entonces, ¿cuándo realmente empieza el año nuevo? El Año nuevo es personal, y cada uno de nosotros debería celebrar el suyo propio, el día de la conmemoración de su nacimiento.
Otros Años Nuevos
·    Algunos radicales ortodoxos celebran el 14 de enero al mantener el calendario juliano.
·    La celebración del Año Nuevo Vietnamita, celebrado junto al Año Nuevo Chino.
·    El Año Nuevo Islámico se celebra el 1 de Muharram, aproximadamente fines de enero e inicios de febrero.
·    La celebración del Año Nuevo Tibetano se celebra entre enero y marzo.
·    La celebración del Año Nuev Iraní es para el equinoccio vernal, el 21 de marzo.
·    También la celebración del Bahaísmo se da en el equinoccio vernal, el 21 de marzo.
·    En Tailandia, Camboya, Birmania y Bengala se celebra entre el 13 y 15 de abril.
·    Celebración del Año Nuevo Mapuche es el 24 de julio.
·    Celebración del Año Nuevo Inca, el 24 de julio.
·    Celebración del Año Nuevo Judío es generalmente en septiembre.
·    Celebración del Año Nuevo Etíope, el 11 de septiembre.
·         La Estrella de Belén… una de las leyendas más misteriosas del Nuevo Testamento, estudiada por miles de científicos, astrónomos y astrólogos, enfrascados en darle una explicación lógica a un símbolo, como todo lo que rodea el nacimiento de Jesús, tal y como hemos visto en los capítulos anteriores.
·         Hablaré desde el desconocimiento más puro e interno, el que me profesa sólo la inquietud de encontrar explicación a aquello que me rodea. Sabiendo que el mito del nacimiento de Jesús no es nuevo, y de milagro tiene lo mismo que en otras civilizaciones y/o religiones, ¿porqué buscar explicación científica a la estrella? ¿Por qué no se intenta dar una explicación simbólica a lo que es?
·         Los reyes magos ni eran reyes ni magos, simplemente pensadores, astrólogos, filósofos, matemáticos,… sabios de la época. y como tales fueron iniciados en los misterios. Sabemos que la estrella estaba en Oriente, y que los Reyes viajaron durante 9 meses hasta encontrar al que iba a ser Rey, justamente el período de gestación de María. ¿Pero qué significa esa estrella? El inicio de una realidad, el comienzo de un viaje, el viaje de una iniciación en busca de la Luz. El camino lo marca la estrella en Oriente, pero ¿quién ha podido ver una estrella que durante 9 meses marque siempre la misma dirección como si la Tierra no tuviese traslación ni rotación? Otra teoría es que fue una conjunción de 3 planetas, pero dudo mucho que los Reyes en aquella época viajaran de noche y durmieran de día en el desierto. Entonces, ¿qué estrella siguieron? ¿Qué estrella hay que marca siempre la misma dirección y es visible incluso de día? ¿Qué estrella puede marcar siempre el inicio de un viaje al alba, para poder ir en busca de la Luz? El sol sale por el Este indicando el inicio del día, el origen de la Luz, cualquier iniciado estaría dispuesto a ir en busca de esa Luz. Los Magos son de Oriente, y viajaban hacia Belén, hacia donde la estrella les guiaba, es decir al Oeste, así comenzaban cada jornada de viaje, marcados por el Sol su punto de partida, y siendo guiados por éste hasta el atardecer, momento en que guardaban reposo para comenzar al alba un nuevo día. La Estrella que guiaba a los Reyes Magos, el Sol, fuente de Luz y Sabiduría, comenzaban así su propio viaje iniciático en busca de La Verdad. Y en esa búsqueda creyeron que la Luz, el Verbo, la Verdad, debía tener su avatar en la Tierra, y así fue como dieron con Belén.
·         Creo que de haber sido de otra manera, si realmente pudieron predecir la llegada del Mesías y las Estrellas les guiaron, a los Tres Reyes Magos se les hubiera conocido como los Tres Profetas de Oriente.
·         Pero todo esto es sólo mi opinión,  no contrastada con aquellos que llevan media vida estudiando estos misterios.
·         Ahora tenemos los 3 presentes, OroIncienso Mirra. Por supuesto que tan extraños presentes deben significar algo:
·         Melchor (Magalath), anciano de blancos cabellos y larga barba del mismo color, procedente de Europa; Melchor entrega la mirra. La mirra es una sustancia rojiza aromática que es común en medio oriente y Somalia. Era muy valorada en la antigüedad para la elaboración de perfumes. La mirra es el símbolo del hombre.
·         Gaspar (Galgalath), el más joven y rubio de los tres reyes magos procedente de Asia. Gaspar entrega el incienso. El incienso es una preparación de resinas aromáticas vegetales, a las que se añaden aceites de forma que al arder desprenda un humo fragante y un olor característico. En muchas religiones el incienso se utiliza en los ritos religiosos. El incienso es el símbolo de Dios.
·         Baltasar (Serakin), de raza negra, procedente de Africa. Baltasar entrega eloro, el más precioso de los metales. El Oro es el símbolo del Rey.
·         Los magos trajeron presentes de oro, incienso y mirra. El Incienso era una resina aromática, quemada en honor a Dios. La Mirra era una sustancia perfumada usada para preparar el cuerpo para la sepulturaEl Oro honraba a Jesús como Rey, el Incienso honraba a Jesús como Dios, y la Mirra fue una señal de que Jesús era un hombre y moriría.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada